7.8.14

LA DEFICIENCIA DEL ESPAÑOL SE SOLUCIONA EN MIL DÍAS

Por Vannie Arrocha Morán

Haga un enunciado con la palabra culto (instruido): “Ese vestido es culto”. Curso de semántica, primer año de universidad. Si Condorito hubiese estado allí, ya saben, ¡plop!

¿Qué es lo más preocupante de la falta de dominio de la lengua española? Además de la pobreza de léxico y desconocimiento de la ortografía, es la poca comprensión lectora. En 2009, la última vez que Panamá participó en la prueba del Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA) le fue más que mal. En lectura obtuvo 371 de puntaje promedio; el pico más bajo fue para Kyrgyzstan, 314, y el más alto para China, 556.

Las habilidades lingüísticas se adquieren en los primeros 3 años (mil 95 días) de vida, escuchando 21 mil palabras por día.

La Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) logró escalar peldaños en el QS Ranking 2014, quedando en la posición 105 entre 300 casas de estudios superiores de Latinoamérica (¡enhorabuena!). Días después a Óscar Ramírez, rector de la UTP, se le preguntó por las falencias de los estudiantes de primer ingreso en un noticiero matutino. Ramírez se concentró en hablar del español.

“Si le colocamos a un estudiante un problema de física, lo primero que tiene que hacer es interpretar el enunciado, entenderlo, eso es 50% del desarrollo de ese problema. Si ese estudiante no tiene la habilidad y formación para leer, para entender, él no puede proponer una solución. El tema del español está impactando la vida de ese estudiante, y tiene transversalmente un impacto en matemática, física y química”.

Cuando se encara a los diferentes actores del sistema educativo panameño acerca de dónde radica la falta de dominio de la lengua, los dedos apuntan hacia abajo y más abajo hasta llegar a primaria. Pero –según los investigadores Betty Hart y Todd R. Risley– el desarrollo de la habilidad lingüística no comienza con el maestro de primer grado y su estudiante de 6 años, sino en la primera infancia (etapa que va desde el nacimiento hasta los 5 años).

La neurociencia evidenció que la plataforma lingüística se forma en los primeros 3 años del niño, sin embargo, madres y padres desconocen esto y no le hablan ni cantan ni leen a sus bebés hasta luego de cumplidos los 2 años. Hart y Risley sostienen que a la edad de 3 años, un chico debe haber escuchado 40 millones de palabras, a razón de 21 mil por día. Pero hay pequeños que a esa edad sólo han escuchado 10 millones de palabras, y comienzan su vida con una desventaja de 30 millones de palabras que se nota en un temprano rezago escolar.

En Panamá, sólo el 26% de niñas y niños en etapa de primera infancia (actualmente tenemos unos 400 mil infantes menores de 6 años) tiene tres o más libros infantiles, según la Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados 2013. Otro dato: al 45% de niños(as) de 4 a 5 años no les leen ningún cuento al mes en sus hogares, reveló el informe Primera infancia, juventud y formación de capacidades para la vida. El futuro es ahora, un documento del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

La desventaja de los 30 millones de palabra la padecerán muchos niños y niñas panameños. Y obviamente la están sufriendo los jóvenes que hace 10 a 15 años formaban parte del grupo etario de 0 a 5 años.

Sin embargo, por albedrío colectivo hemos decidido ignorar el impacto negativo que tiene no saber hablar y escribir correctamente o no comprender lo que leemos, para concentrarnos en crecimiento, en la plata.

De las 896 mil 50 viviendas que hay en Panamá, 754 mil 307 cuentan con teléfonos celulares; 299 mil 564 con teléfonos residenciales; 632 mil 694 con radio o equipo de sonido; 732 mil 360 con televisores y 279 mil 239 con carros, según el Censo Nacional de 2010.

Imagínese que su hijo, sobrina, nieto, es un diccionario durante sus primeros 3 años, mientras más le converse irá registrando palabra tras palabra. Dependiendo de la ayuda que reciba cada niña o niño, tendrá en su haber un diccionario delgado o grueso, que llevará a preescolar y que luego podrá robustecer en primaria, premedia y media, eso sí con entregados y calificados profesores.

Los expertos dicen que el Currículo más importante de un país es el de 0 a 3 años; lo dudé hasta que nuevamente la neurociencia me informó que el cerebro de un bebé tiene más actividad que el de un estudiante universitario.


Regresar a la página principal: Literatura panameña hoy.

2 comentarios:

sonia ehlers s. prestán dijo...

Acabo de estar con mi nieta de 4 años en Chile. Tiene un vocabulario impresionante. Le leen todas las noches desde que estaba en el vientre. Este artículo es muy acertado.

sonia ehlers s. prestán dijo...

Acabo de estar con mi nieta de 4 años en Chile. Tiene un vocabulario impresionante. Le leen todas las noches desde que estaba en el vientre. Este artículo es muy acertado.