22.10.14

FALLO DEL JURADO DE CUENTO DEL "RICARDO MIRÓ" 2014


Reunidos el 20 de octubre en la ciudad de Panamá, el jurado de la Sección Cuento, compuesto por Andrea Jeftanovic, Jorge Eduardo Benavides y José Luis Rodríguez Pittí, teniendo en cuenta el prestigio, tradición y trayectoria de este certamen que se celebra desde 1942, ha considerado declarar el concurso desierto.

La decisión no ha sido fácil. Después de leer las 38 colecciones de cuentos que participaron en esta categoría, haber elegido como finalistas aquellas que reunían las mejores cualidades, y deliberar sobre aciertos y virtudes, nos hemos encontrado con piezas rescatables en varios de los libros y de indudable potencial literario. Sin embargo, hemos concluido que ninguno de los conjuntos reune la calidad y el rigor necesario, como lo exigen las bases, para ganar el máximo galardón de las letras de un país con la tradición narrativa de Panamá.

Deseamos que esta decisión motive a los cuentistas panameños que se presenten a ediciones futuras a que reflexionen sobre las exigencias del oficio literario, el cuidado en el lenguaje y la coherencia compositiva que exige un conjunto de cuentos.

Dado en la ciudad de Panamá, a los veinte días del mes de octubre de 2014,


ANDREA JEFTANOVIC (CHILE)
JORGE EDUARDO BENAVIDES (PERÚ)
JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ PITTÍ (PANAMÁ)


Volver a la página principal [[LITERATURA PANAMEÑA HOY]].

2 comentarios:

Paulino Bocanegra dijo...

Hola Jose Luis. Podrías explicarme mejor que significa: "coherencia compositiva que exige un conjunto de cuentos", esta frase fue utilizada en el fallo de la sección de cuento de 2014.

Mil Gracias
Paulino

JL Rodriguez Pitti dijo...

Hola, Paulino.
Esa frase debe haber sido del fallo del Miró de 2013 o antes. Pero aplica a cualquier versión de este premio (incluído el 2014), o de otro en el que se valoren libros y no piezas sueltas. Seguramente los miembros del jurado se referían a estos compendios de textos disímiles que muchas personas suelen inscribir. Estas misceláneas pueden incluir cuentos (o poemas) muy buenos, mezclados con otros muy malos, puestos al apuro, sólo para cumplir con un mínimo de páginas. Esto hace perder el tiempo a todos y el resultado es imposible premiarlo, aún cuando alguna de esas piezas por separado pudiera ganar en un concurso en el que sí se admitan trabajos sueltos.
Saludos,
JLRP